ARCHIVE
febrero 2020
enero 2020
diciembre 2019
Noviembre 2019
Octubre 2019
agosto 2019
julio 2019
junio 2019
mayo 2019
abril 2019
marzo 2019
febrero 2019
enero 2019
diciembre 2018
Noviembre 2018
Octubre 2018
septiembre 2018
agosto 2018
julio 2018
abril 2018
marzo 2018
febrero 2018
enero 2018
diciembre 2017
Noviembre 2017
Octubre 2017
septiembre 2017
agosto 2017
julio 2017
junio 2017
mayo 2017
abril 2017
marzo 2017
febrero 2017
enero 2017
diciembre 2016
Noviembre 2016
Octubre 2016
septiembre 2016
agosto 2016
julio 2016
junio 2016
mayo 2016
abril 2016
marzo 2016
febrero 2016
enero 2016
diciembre 2015
Noviembre 2015
Octubre 2015
septiembre 2015
agosto 2015
julio 2015
junio 2015
mayo 2015
abril 2015
marzo 2015
febrero 2015
enero 2015
diciembre 2014
Noviembre 2014
Octubre 2014
septiembre 2014
agosto 2014
julio 2014
junio 2014
mayo 2014
abril 2014
marzo 2014
febrero 2014
enero 2014
diciembre 2013
Noviembre 2013
Octubre 2013
septiembre 2013
agosto 2013
julio 2013
junio 2013
mayo 2013
abril 2013
marzo 2013
febrero 2013
enero 2013

El reductor de presión en las instalaciones hidráulicas

El usuario exige que el flujo de llegada cumpla unas determinadas condiciones y esto es lo que garantizan los reductores de presión

La elección e instalación de reguladores de presión (o reductores de presión) para un sistema hidráulico es esencial. De hecho, el agua suministrada por la red de distribución pública a menudo tiene valores de presión más altos que los que realmente son necesarios para el usuario doméstico. La razón de este exceso de presión es la posibilidad de hacer frente a un aumento repentino de la demanda y garantizar el suministro simultáneo a varios usuarios diversificados.
Si, por un lado, tener una alta presión es una ventaja, por otro lado puede constituir un problema para el uso del sistema hidráulico doméstico: puede, en efecto, causar daños y fallos peligrosos, además de tener un coste elevado en su reparación ya sea des de un punto de vista económico como del tiempo de intervención.

¿Por qué usar un regulador o reductor de presión?

El uso de reguladores o reductores de presión reduce los riesgos mencionados anteriormente, ya sea al reducir la presión del agua entrante como haciéndola constante independientemente de la red pública a la que vaya conectada. Por esta razón, estos componentes son fundamentales y deben ser diseñados y estudiados para que puedan ser cada vez más eficientes.
Las principales ventajas consisten en:
1. Presión constante y controlada: no existen riesgos derivados de la apertura de los grifos conectados;
2. Salvaguarda del sistema hidráulico: reduciendo y estabilizando la presión se consigue reducir los problemas relacionados con una alta presión, sobretodo en calderas y calentadores;
3. Reducción del ruido en el sistema: un aumento de presión también puede provocar ruidos fuertes y, a través de estos dispositivos, es posible reducir este problema;
4. Reducción al máximo del problema de cavitación: esta problemática, debido a la formación de áreas de vapor, es típica en los sistemas hidráulicos. Estas burbujas conducen a:

        - Daño en sus componentes;
        - Pérdida de la eficiencia del sistema;
        - Emisión de ruido.

5. Reducción del consumo y ahorro desde un punto de vista económico.

¿Cómo funcionan los reguladores o reductores de presión?

Por lo general, los reguladores o reductores de presión pueden ser mecánicos o electrónicos. Los primeros presentan una mayor duración respeto a los segundos, debido a que el sistema operativo es menos complejo. Están constituidos por una válvula de muelle capaz de modificar el caudal del fluido en el interior del conducto, aunque precisan de un control mediante dispositivos electrónicos: mueven la posición del muelle en la válvula garantizando un caudal constante en el tempo y, al mismo tiempo, una presión constante.
El parámetro fundamental para este tipo de dispositivo es la relación de reducción, es decir, la relación entre la presión de entrada y salida del componente. En general, para evitar los problemas de cavitación mencionados, se usan reductores de presión en varias fases (normalmente dos), mejorando de esta forma la vida útil del sistema y su eficiencia.

11/02/2020




I contenuti di questo sito non hanno carattere di periodicità e non rappresentano 'prodotto editoriale'.