ARCHIVE
enero 2021
diciembre 2020
Noviembre 2020
Octubre 2020
septiembre 2020
agosto 2020
julio 2020
junio 2020
mayo 2020
abril 2020
marzo 2020
febrero 2020
enero 2020
diciembre 2019
Noviembre 2019
Octubre 2019
agosto 2019
julio 2019
junio 2019
mayo 2019
abril 2019
marzo 2019
febrero 2019
enero 2019
diciembre 2018
Noviembre 2018
Octubre 2018
septiembre 2018
agosto 2018
julio 2018
abril 2018
marzo 2018
febrero 2018
enero 2018
diciembre 2017
Noviembre 2017
Octubre 2017
septiembre 2017
agosto 2017
julio 2017
junio 2017
mayo 2017
abril 2017
marzo 2017
febrero 2017
enero 2017
diciembre 2016
Noviembre 2016
Octubre 2016
septiembre 2016
agosto 2016
julio 2016
junio 2016
mayo 2016
abril 2016
marzo 2016
febrero 2016
enero 2016
diciembre 2015
Noviembre 2015
Octubre 2015
septiembre 2015
agosto 2015
julio 2015
junio 2015
mayo 2015
abril 2015
marzo 2015
febrero 2015
enero 2015
diciembre 2014
Noviembre 2014
Octubre 2014
septiembre 2014
agosto 2014
julio 2014
junio 2014
mayo 2014
abril 2014
marzo 2014
febrero 2014
enero 2014
diciembre 2013
Noviembre 2013
Octubre 2013
septiembre 2013
agosto 2013
julio 2013
junio 2013
mayo 2013
abril 2013
marzo 2013
febrero 2013
enero 2013

Las válvulas de seguridad diseñadas y fabricadas de acuerdo con la directiva PED

Instalaciones protegidas de la sobrepresión con el uso de válvulas de seguridad realizadas por GNALI BOCIA

Todas las válvulas de seguridad fabricadas en los establecimientos cumplen con los criterios establecidos en la directiva PED (97/23/CE) dictada por la comunidad europea, que regula el diseño y la fabricación de dispositivos bajo presión.
La norma establece que las válvulas de seguridad, tras la fase de diseño, sean testadas para verificar su adecuación a los requisitos y sobretodo que el sistema de calidad empresarial sea certificado, para garantizar la perfecta realización en el tiempo de los dispositivos (en caso de GNALI BOCIA por el ente AFNOR).
Las válvulas de seguridad son dispositivos que deben garantizar la seguridad de personas e instalaciones domésticas e industriales. De hecho son el último recurso de protección para las sobrepresiones, que pueden aparecer donde hay una caldera o un dispositivo de calefacción del fluido.
Existen dos gamas de válvulas de seguridad: las específicas para calentadores, para usar en línea con el conducto de entrada y que descargan en aire, con acabado cromado y que pueden en algunos casos disponer de palanca para la descarga; las que se usan en instalaciones dotadas de caldera, que se montan en una derivación específica.
 

22/10/2020




I contenuti di questo sito non hanno carattere di periodicità e non rappresentano 'prodotto editoriale'.