ARCHIVE
diciembre 2018
Noviembre 2018
Octubre 2018
septiembre 2018
agosto 2018
julio 2018
abril 2018
marzo 2018
febrero 2018
enero 2018
diciembre 2017
Noviembre 2017
Octubre 2017
septiembre 2017
agosto 2017
julio 2017
junio 2017
mayo 2017
abril 2017
marzo 2017
febrero 2017
enero 2017
diciembre 2016
Noviembre 2016
Octubre 2016
septiembre 2016
agosto 2016
julio 2016
junio 2016
mayo 2016
abril 2016
marzo 2016
febrero 2016
enero 2016
diciembre 2015
Noviembre 2015
Octubre 2015
septiembre 2015
agosto 2015
julio 2015
junio 2015
mayo 2015
abril 2015
marzo 2015
febrero 2015
enero 2015
diciembre 2014
Noviembre 2014
Octubre 2014
septiembre 2014
agosto 2014
julio 2014
junio 2014
mayo 2014
abril 2014
marzo 2014
febrero 2014
enero 2014
diciembre 2013
Noviembre 2013
Octubre 2013
septiembre 2013
agosto 2013
julio 2013
junio 2013
mayo 2013
abril 2013
marzo 2013
febrero 2013
enero 2013

Los datos y los certificados de soporte para una válvula de cierre

La válvula de cierre viene identificada por medio de la placa de plomo del inspector en el momento del control.

Veamos ahora qué exige hoy la ley en términos de marcaje de las válvulas de cierre  del fluido primario, que están contenidas en la Recopilación R en su edición de 2009, prescripción respetada en todos los dispositivos fabricados por GNALI BOCIA.
Este compendio de normas está destinado a todas las centrales de calefacción que utilizan agua caliente por debajo de los 110ºC y cuya potencia no supera los 35 Kw.
En cada válvula de cierre  que se introduzca en el mercado, sea directamente sobre la válvula o en la placa,  será necesario especificar el nombre o logotipo del fabricante y el modelo de válvula. Sobre esta última se indicará también la matrícula de la válvula, tal como aparece en el certificado del fabricante y en el de calibración del ISPESL.
En el certificado del fabricante es necesario citar todos los datos identificativos de la válvula de cierre, incluso los que están detallados en la etiqueta de plomo de los inspectores ministeriales y, especialmente: modelo de la válvula, diámetro y presión nominales de funcionamiento, la temperatura de intervención nominal, la matricula identificativa y la referencia al certificado de aceptación INAIL.
Cada válvula de cierre  se vende acompañada de sus certificados y gracias a ello puede ser aceptada en todos los estados miembros de la Comunidad Europea, sin cargos adicionales, a condición de que garanticen la misma funcionalidad para los fines previstos.

 

12/03/2015




I contenuti di questo sito non hanno carattere di periodicità e non rappresentano 'prodotto editoriale'.