ARCHIVE
diciembre 2019
Noviembre 2019
Octubre 2019
agosto 2019
julio 2019
junio 2019
mayo 2019
abril 2019
marzo 2019
febrero 2019
enero 2019
diciembre 2018
Noviembre 2018
Octubre 2018
septiembre 2018
agosto 2018
julio 2018
abril 2018
marzo 2018
febrero 2018
enero 2018
diciembre 2017
Noviembre 2017
Octubre 2017
septiembre 2017
agosto 2017
julio 2017
junio 2017
mayo 2017
abril 2017
marzo 2017
febrero 2017
enero 2017
diciembre 2016
Noviembre 2016
Octubre 2016
septiembre 2016
agosto 2016
julio 2016
junio 2016
mayo 2016
abril 2016
marzo 2016
febrero 2016
enero 2016
diciembre 2015
Noviembre 2015
Octubre 2015
septiembre 2015
agosto 2015
julio 2015
junio 2015
mayo 2015
abril 2015
marzo 2015
febrero 2015
enero 2015
diciembre 2014
Noviembre 2014
Octubre 2014
septiembre 2014
agosto 2014
julio 2014
junio 2014
mayo 2014
abril 2014
marzo 2014
febrero 2014
enero 2014
diciembre 2013
Noviembre 2013
Octubre 2013
septiembre 2013
agosto 2013
julio 2013
junio 2013
mayo 2013
abril 2013
marzo 2013
febrero 2013
enero 2013

Válvulas purgadoras de aire también en las calderas

Válvulas purgadoras de aire automáticas para extraer los gases que se forman en las instalaciones y podrían causar su bloqueo.

Las calderas requieren el montaje de válvulas de ventilación de aire para lograr obtener la máxima eficiencia durante su funcionamiento, ya que una acumulación anómala de gas (liberada en el sistema y debido al calentamiento del fluido) podría bloquear toda la instalación. De hecho, el aire constituye una doble problemática: por un lado, existe el riesgo de corrosión del sistema, y por lo tanto, la pérdida progresiva de eficiencia; y por otro lado está el problema de la cavitación, que puede causar el deterioro del sistema y un mal funcionamiento del mismo. Por ello, son necesarias las válvulas de ventilación de aire para calderas; en el catálogo encontramos varios modelos, todos de funcionamiento automático. La elección de las válvulas automáticas permite tratar los problemas mencionados de forma completamente autónoma, sin tener que recurrir a una intervención periódica.


¿Cuáles son los componentes de las válvulas de ventilación de aire para calderas?

Las válvulas de ventilación de aire para calderas son dispositivos sencillos que constan de algunos elementos fundamentales para un funcionamiento óptimo:
- El flotador: elemento que se mueve en relación al llenado de la cámara de la válvula con aire o agua. Sube cuando el agua llena la cámara y baja cuando las burbujas de aire se juntan, formando macroburbujas.
- El balancín: elemento de conexión entre el flotador y el obturador.
- El obturador: elemento colocado en la parte superior y necesario para cerrar la válvula de aire.
- La válvula de aire: canal por donde fluye el aire para ser eliminado al exterior.

Cuando la cámara se llena de agua, el flotador se eleva y, a través del balancín, el obturador cierra el conducto para la ventilación de aire. Una vez que las burbujas de aire se han reunido en la cámara de la válvula, el flotador desciende y causa la obertura del obturador. Sólo en este momento el aire puede fluir hacia afuera y la presión del agua aumenta nuevamente, provocando que el flotador se eleve y empiece el ciclo siguiente.


Las especificaciones técnicas de las válvulas de ventilación de aire para calderas.

Como se ha mencionado anteriormente, en el catálogo de Gnali Bocia hay varias válvulas automáticas de ventilación de aire para calderas que provienen de una cadena de suministro controlada, garantizada y certificada ISO-9001. Los materiales utilizados son diferentes:

- Latón EN 12165 - CW 617N: utilizado para el cuerpo de la válvula. Es una aleación de alta trabajabilidad con un bajo contenido de plomo.

- Acero inoxidable: utilizado para los muelles, ya que resiste al problema de la corrosión.
- Goma sintética "antiadherente": es un material polimérico ideal para sellar juntas.
- Latón EN 12164 - CW 614N: material utilizado en ciertos detalles y adecuado para reducir el calentamiento y el desgaste.
- Materiales plásticos: se utilizan para otros detalles y deben ser resistentes al calor al entrar en contacto con altas temperaturas. Algunos ejemplos pueden ser Noryl y Hostaform.

En cuanto a las especificaciones técnicas, válvulas de ventilación de aire para calderas de Gnali Bocia están diseñadas para soportar temperaturas de 100 ° C y presiones de hasta 10 bar.

18/11/2019




I contenuti di questo sito non hanno carattere di periodicità e non rappresentano 'prodotto editoriale'.