ARCHIVE
junio 2019
mayo 2019
abril 2019
marzo 2019
febrero 2019
enero 2019
diciembre 2018
Noviembre 2018
Octubre 2018
septiembre 2018
agosto 2018
julio 2018
abril 2018
marzo 2018
febrero 2018
enero 2018
diciembre 2017
Noviembre 2017
Octubre 2017
septiembre 2017
agosto 2017
julio 2017
junio 2017
mayo 2017
abril 2017
marzo 2017
febrero 2017
enero 2017
diciembre 2016
Noviembre 2016
Octubre 2016
septiembre 2016
agosto 2016
julio 2016
junio 2016
mayo 2016
abril 2016
marzo 2016
febrero 2016
enero 2016
diciembre 2015
Noviembre 2015
Octubre 2015
septiembre 2015
agosto 2015
julio 2015
junio 2015
mayo 2015
abril 2015
marzo 2015
febrero 2015
enero 2015
diciembre 2014
Noviembre 2014
Octubre 2014
septiembre 2014
agosto 2014
julio 2014
junio 2014
mayo 2014
abril 2014
marzo 2014
febrero 2014
enero 2014
diciembre 2013
Noviembre 2013
Octubre 2013
septiembre 2013
agosto 2013
julio 2013
junio 2013
mayo 2013
abril 2013
marzo 2013
febrero 2013
enero 2013

Colectores: elección y ventajas

¿Por qué usar un colector?

La elección de un colector en el interior de un sistema permite, en general, obtener una serie de ventajas importantes:
- Posibilidad de instalar sistemas por zonas: permite la distinción de más sistemas independientes entre ellos. En relación a  los colectores de calentamiento resulta interesante ya que permite mantener la temperatura deseada y medir el calor consumido.
- Facilidad de aplicación: La maniobra es de tipo mecánico y, por lo tanto, no requiere la intervención de personal especializado para crear la conexión.
- Se evita el uso de juntas: reduce el riesgo de fugas y evita la formación de puntos de humedad y la aparición de roturas.
- Mayor facilidad en las reparaciones: las partes afectadas pueden aislarse e intervenir directamente sobre éstas.
Pueden distinguirse dos categorías principales: los colectores para calefacción y los colectores para agua y sistema sanitario.


Comparación entre sistemas por colectores y sistemas por derivación

Las ventajas destacadas en los sistemas por colector son, sin duda, que convierten las aplicaciones en óptimas, incluso si todavía hay presencia de un sistema por derivación. Los colectores también se denominan dispositivos de derivación múltiple porque tienen en el cuerpo principal de 2 a 4 derivaciones reguladas por grifos que permiten una mejor gestión del sistema. Por lo general, se almacenan en un compartimiento en el interior de una pared y están protegidos por una caja metálica que sirve de alojamiento. El problema principal puede ser la falta de espacio, especialmente en lugares más antiguos, para poder instalar el colector. En estos casos, se utiliza una planta de derivación, que tiene menor complicación desde el punto de vista de espacio, pero que en cambio tiene un límite técnico que, en caso de fallo, puede dificultar la identificación del punto a reparar sin tener que romper las paredes. Además, si dos usuarios están abiertos al mismo tiempo, el flujo podría disminuir provocando inconvenientes.


El uso de los colectores para calefacción

Los colectores para calefacción son componentes de base para la distribución de fluidos térmicos dentro de las casas, ya que pueden alimentar tanto radiadores como sistemas de calefacción por suelo radiante. Permiten la división del fluido térmico y el equilibrado en la fase de inicio.
El uso de colectores para sistemas de calefacción ofrece una serie de ventajas, además de las ya mencionadas, que no debemos ignorar:
Una de las principales limitaciones está dada por la necesidad de crear circuitos independientes para cada terminal y, por esta razón se adoptan, generalmente, soluciones de anillo en el caso de renovaciones en las que no se prevé una reconstrucción del pavimento. Otro límite puede venir dado por un mayor uso para la asistencia en la construcción, necesario para proteger las tuberías de diversas problemáticas de degradación.


El uso de los colectores para agua y sistemas sanitarios

Los colectores para agua y sistema sanitario son un componente fundamental para gestionar el suministro de agua dentro de las casas, garantizando la conexión a la red de hidráulica. Para este tipo de colectores también existe un modelo caracterizado por la presencia de una válvula de cierre para cada salida. Este tipo de colectores es particularmente útil en el caso de fallo, ya que limita las molestias causadas al usuario sin bloquear el suministro de agua a todas las casas. Existe también el colector lineal, que no tiene esta última ventaja, pero tiene un mayor grado de compacidad. Un aspecto importante para hablar sobre la compacidad es la distancia entre los dos elementos roscados de estos componentes: existe la versión de 35 mm, que es ciertamente más compacta pero presenta una mayor dificultad para el montaje, y la versión de 40 mm, que es menos compacta pero más fácil de montar. La elección entre los distintos tipos debe hacerse sobre la base de consideraciones específicas relacionadas con el sistema en cuestión.

Los colectores constituyen los componentes fundamentales para los sistemas de agua, ya que presentan unas ventajas significativas:

- Son sistemas particularmente eficientes: reducen pérdidas de presión.
- El mantenimiento resulta sencillo: no hay necesidad de conexiones bajo el pavimento y existe la posibilidad de cerrar los diversos usos tanto en caso de fallo como en caso de mantenimiento de ordinario.
- Los puntos de conexión se encuentran en áreas de fácil acceso: de esta manera es posible realizar operaciones de conexión a la red de agua de una manera práctica y rápida.
- Cada usuario tiene un tubo de distribución: elimina ramificaciones y conexiones adicionales que pueden significar un problema tanto para el mantenimiento como para las pérdidas causadas.

Uno de los principales problemas está relacionado con el costo de este sistema, que resulta significativamente más elevado debido a la mayor cantidad de material requerido y a un tiempo necesario de  instalación ligeramente mayor. A pesar de ello, con una disminución de los costes de mantenimiento, el balance puede ser favorable para este tipo de instalaciones.
 

22/04/2019




I contenuti di questo sito non hanno carattere di periodicità e non rappresentano 'prodotto editoriale'.