ARCHIVE
junio 2021
mayo 2021
abril 2021
marzo 2021
febrero 2021
enero 2021
diciembre 2020
Noviembre 2020
Octubre 2020
septiembre 2020
agosto 2020
julio 2020
junio 2020
mayo 2020
abril 2020
marzo 2020
febrero 2020
enero 2020
diciembre 2019
Noviembre 2019
Octubre 2019
agosto 2019
julio 2019
junio 2019
mayo 2019
abril 2019
marzo 2019
febrero 2019
enero 2019
diciembre 2018
Noviembre 2018
Octubre 2018
septiembre 2018
agosto 2018
julio 2018
abril 2018
marzo 2018
febrero 2018
enero 2018
diciembre 2017
Noviembre 2017
Octubre 2017
septiembre 2017
agosto 2017
julio 2017
junio 2017
mayo 2017
abril 2017
marzo 2017
febrero 2017
enero 2017
diciembre 2016
Noviembre 2016
Octubre 2016
septiembre 2016
agosto 2016
julio 2016
junio 2016
mayo 2016
abril 2016
marzo 2016
febrero 2016
enero 2016
diciembre 2015
Noviembre 2015
Octubre 2015
septiembre 2015
agosto 2015
julio 2015
junio 2015
mayo 2015
abril 2015
marzo 2015
febrero 2015
enero 2015
diciembre 2014
Noviembre 2014
Octubre 2014
septiembre 2014
agosto 2014
julio 2014
junio 2014
mayo 2014
abril 2014
marzo 2014
febrero 2014
enero 2014
diciembre 2013
Noviembre 2013
Octubre 2013
septiembre 2013
agosto 2013
julio 2013
junio 2013
mayo 2013
abril 2013
marzo 2013
febrero 2013
enero 2013

La aplicabilidad de la norma UNI 7129 en los racores para gas

Racores para gas condominio la norma UNI CIG 7129.

Como hemos visto anteriormente, la norma UNI CIG 7129 regula los principales aspectos relacionados con la producción, instalación y puesta en marcha de sistemas que transportan fluidos gaseosos. Como es habitual, seguir con la regulación y las indicaciones de las normativas no sólo es una obligación desde el punto de vista legal, en caso de litigios u otras problemáticas, sino que también permite evitar averías y disfunciones no deseadas que pueden dañar al medio ambiente y a las personas de alrededor.
Los racores, que requieren una atención especial dentro de una instalación de gas, forman sólo una parte de los componentes que permiten una correcta consecución del sistema. De este modo existen también:
-    Tuberías: constituyen la parte más voluminosa del sistema y requieren una perfecta implementación en la fase de producción;
-    Juntas tóricas (O-Ring) y retenes: son componentes de importancia fundamental a pesar de su tamaño reducido ya que garantizan la presión del gas y evitan fugas, que son la causa de un coste elevado y de problemas de seguridad;
-    Tuercas: necesarias para la conexión, especialmente si los extremos de las tuberías y los racores no se unen mediante procesos de soldadura.

Algunas precauciones relacionadas con los racores para gas

Los racores para gas, especialmente los racores de unión, deben ser colocados, en el momento de la instalación, en cámaras de registro: esta precaución es importante para asegurar una posible inspección y la posibilidad de intervenir en ellos si fuera necesario en operaciones de substitución y mantenimiento. Además, estas cámaras deberán estar tapadas con una tapa sin rejilla, que no permite la producción a partir de líquidos o de radiaciones UV.
Otro aspecto a tener en cuenta es la distancia en la que se colocan las tuberías y, por lo tanto, también los racores: es importante también este caso respetar las distancias y garantizar que las tuberías no queden ubicadas demasiado superficiales (lo que puede dar lugar a problemas de exposición y corrosión) ni excesivamente profundas (que puede resultar un inconveniente tanto para la inspección durante las fases de mantenimiento como para el control de la integridad por parte del propio usuario).

La producción de racores para gas de Gnali Bocia

Como se ha señalado, la fase de producción a nivel industrial constituye una parte fundamental del proceso, ya que la presencia de errores o imprecisiones puede verse reflejada en la propia instalación. Para evitar esto, Gnali Bocia adopta una cadena de suministro extremadamente controlada con un proceso de producción certificado. En particular, el latón utilizado para la producción de racores para gas permite obtener características de resistencia mecánica y resistencia a la corrosión ideales para la aplicación, sin olvidar también una alta trabajabilidad que permite reducir tiempos y costes en el proceso de producción, mejorando la calidad general.
07/06/2021




I contenuti di questo sito non hanno carattere di periodicità e non rappresentano 'prodotto editoriale'.